Menú Principal
9 de diciembre de 2019

EL CARABINERO QUE PERDIÓ UNA PIERNA Y SE LEVANTÓ PESE A LA ADVERSIDAD

Hace casi un año y medio la vida del Cabo 1º Waltter Ávila, dio un giro inesperado. Motorista de las todo terreno del servicio focalizado de la 2ª Comisaría de Antofagasta, patrullaba las calles de su cuadrante, velando por la seguridad de los vecinos y protegiendo a la comunidad.

Ese día se dirigía al Hospital Regional de Antofagasta de norte a sur por Avenida Pedro Aguirre Cerda y al llegar a calle La Florida, otro vehículo que se dirigía en dirección contraria, realizó un viraje hacia su izquierda, colisionándolo y haciéndole perder el control de la moto.

El Cabo Ávila tuvo complicaciones en una de sus piernas que lo mantuvo con riesgo vital, siendo operado dos veces. Los médicos determinaron que era necesaria la amputación para salvarle la vida. Tras la cirugía, se dio cuenta que su vida ya no volvería a ser la misma.

A pesar de la gravedad del accidente, el carabinero y con ayuda de su familia, sus colegas de ruta y el Mayor de Carabineros Francisco Franzani, decidió ponerse de pie sacando fortaleza interior para seguir adelante.

Fueron largos meses de rehabilitación, primero en el Hospital Dipreca y después en el de Carabineros, tuvo altos y bajos aunque dice el joven que fueron más los altos, porque él no quería rendirse.

El carabinero, se puso como misión volver a vestir el uniforme y seguir con su carrera hasta el final, “quiero ir a la Escuela de Suboficiales y ser Suboficial Mayor para que mi hija, mi familia y mis compañeros, vean que si se puede”.

Hace dos semanas y a las ocho de la mañana, se presentó en la 2ª Comisaría de Antofagasta vistiendo orgulloso nuevamente su uniforme. Nuestra Gobernadora Katherine López, lo acompañó en este momento tan importante de su vida, agradeciéndole su entrega por nuestra comunidad y el orgullo de vestir su traje verde.